Constitución de una empresa en Italia

Derecho de sociedades

Constitución de una empresa en Italia

Para registrar una empresa en Italia se debe definir primero el tipo de empresa que se quiere constituir. Luego, se redacta el acta constitutiva correspondiente de la compañía y se presentan las declaraciones juradas y demás documentos requeridos, los cuales deben ser previamente presentados ante un notario y traducidos al Italiano. Se debe tener en cuenta que los pasos a seguir pueden modificarse según el  origen del empresario. 

Requisitos:

  • Obtener permiso de residencia en Italia.
  • Código fiscal Italiano.
  • Abrir una cuenta en un banco Italiano.
  • Establecer los parámetros de asociación ante un notario.
  • Inscribirte en el registro mercantil.
  • Registrarse en el IVA (Imposta sul valore aggiunto).
  • Aguardar la aprobación del tribunal correspondiente a esa comuna.

 

Para constituir una empresa en Italia, entonces, primero se hace realiza el trámite ante un notario público y luego se presenta en el registro mercantil. Luego se continúa con la inscripción del IVA. Este paso se hace generalmente por un contador italiano. Este se encarga de solicitar un serial IVA para después introducir los documentos ante el organismo fiscal.

Todos estos trámites pueden ser realizados por un representante legal con un previo poder de representación.

 

Tipos de empresas que se pueden constituir en Italia:

  • Sociedad de Responsabilidad Limitada (S.R.L.): Este tipo de empresa se registra en Italia a partir de un capital social de 10.000 euros. Sus socios son ilimitados
  • Sociedad Anónima (S.P.A.): Dos personas pueden formar una SPA. Uno como director y el otro, como accionista. Para esta empresa el monto mínimo del capital social requerido es de 120.000 euros. Sus accionistas son ilimitados.
  • Sociedad en nombre colectivo (SNC): En las SNC no hay límites de socios y tampoco hay limites de capital social mínimo establecido. La responsabilidad de cada socio es solidaria e ilimitada.
  • Sociedad en comandita simple (SAS): Este tipo de sociedad se caracteriza por estar constituida por dos tipos de socios: los comanditarios y los comanditados. No hay un monto mínimo requerido para el capital social.
  • Sociedad Cooperativa: No hay límites en cuanto a la cantidad de socios y el capital requerido. Sin embargo, en lo que respecta a la responsabilidad de cada accionista puede ser limitada o ilimitada, según lo acordado en los estatutos.
  • Oficina de representación italiana, filial o sucursal: Si ya tiene constituida una empresa en su país de origen, tiene la posibilidad de formar una extensión de esta en Italia. Lo cual es una muy buena opción porque es la expansión e internacionalización de tu negocio.

 

Contacte con nosotros para que podamos evaluar su caso y brindarle la asistencia necesaria para que pueda constituir su empresa en Italia.

Call Now